Reportajes

 25 años de la gran erupción del Cerro Negro en León

Por: Orlando Chávez Esquivel

Este domingo 9 de abril se cumplen 25 años de la gran erupción del volcán Cerro Negro en el departamento de León que durante tres días registro una de las erupciones más violentas que ‪‎Nicaragua‬ tenga registro en la época moderna según testimonios de la época.

El coloso despertó en 1992 con una gran furia de un letargo de 21 años (1971) y durante tres días proyectó una espesa y candente columna de gases, arena, cenizas y rocas incandescentes a más de 20 mil pies de altura sobre la ciudad de León.

 

Comenzó la erupción a media noche del 9 de Abril tras un fuerte retumbo que se escuchó en toda la ciudad metropolitana, formándose una columna de cenizas que creció a una altura de 4 kilómetros, llegando al día siguiente a unos 7.5 kilómetros acompañado de fuertes explosiones y descargas eléctricas en el cráter del volcán.

El día 10 de Abril la ciudad de León amaneció totalmente a oscuras bajo una incesante lluvia de arena que no parecía tener fin.

Entre 6.000 y 9.000 personas fueron evacuadas y numerosas casas y edificios se derrumbaron bajo el peso de la ceniza acumulada. Más de 200 mil personas resultaron afectadas por la erupción que además dejo más de 19 millones de dólares en pérdidas económicas, según un informe de CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe).

 

 

Durante los tres primeros días de la erupción, funcionarios del gobierno informaron de graves daños causados por cenizas en un área de unos 186 km2, de los cuales unos 116 km2 son maíz, algodón, sésamo, frijoles y otros cultivos de grano, y 70 km2 de caña de azúcar.

 

Además, numerosos animales fueron afectados. A partir del 15 de abril, no hubo informes de lesiones directamente relacionadas con la erupción. Las 50 lesiones indirectamente relacionadas ocurrieron predominantemente durante las evacuaciones, y de las caídas mientras que la gente limpió sus tejados; 1-2 personas murieron de caídas.

Las principales dolencias fueron problemas oculares y respiratorios. Los refugiados fueron evacuados a 4 centros distantes de la zona más afectada. Este volcán de apenas 450 metros de altura, con un cráter de aproximadamente 50 metros de diámetro, se distingue del resto de volcanes del país por el color negro de su arena y piedras.

El Cerro Negro es uno de los volcanes más jóvenes y explosivos de Centroamérica y ofrece uno de los mayores espectáculos nocturnos durante sus erupciones tras las explosiones de arena, cenizas y lava. Nació un 13 de Abril de 1850 y su primera erupción fue un flujo de lava corriendo hacia el oeste formando un cono volcánico de unos 200 pies de altura, desde ese entonces se mantiene en constante actividad eruptiva.

En el año de 1947 el Volcán Cerro Negro registró una fuerte erupción entre los meses de Julio y Agosto, siendo tanta la lluvia de arena sobre la ciudad de León, que ésta se acumulaba en las calles, techos de las casas y la azotea de la Catedral.

No se podía respirar por lo que el Obispo de León, Isidro Augusto y Reyes le prometió a la Virgen María que se le celebraría la gritería chiquita los 14 de Agosto de cada año por la noche si cesaba la actividad volcánica.

El Volcán Cerro Negro es uno de los volcanes más activos de Nicaragua y ha registrado 23 erupciones desde 1850, siendo la última en Agosto de 1999, por lo que se mantiene monitoreado constantemente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *