Sucesos

Pareja de recién casados se ahoga en Poneloya

Poneloya es una de las playas más bellas de Nicaragua, pero ciertos sectores son extremadamente peligrosos. Este fin de semana una pareja de jóvenes que celebraban su luna de miel con una visita al mar fueron sorprendidos por las olas en la zona cercana al mirador de la Peña del Tigre.

Xiomara Elieth Arcia Hellen, de 29 años, y Steven Aráuz Quintero, de 23 años, tenían poco de haberse casado y disfrutaban esta tarde de domingo de un chapuzón en Poneloya. Esto fue cerca de la Peña del Tigre, zona reconocida porque olas gigantes suelen sorprender a los bañistas.

Precisamente a la pareja de jóvenes una ola los sorprendió y terminó por arrastrarlos mar adentro. Horas más tarde apareció el cuerpo de la joven Xiomara Arcia. El cuerpo de Steven Aráuz fue encontrado este lunes por la mañana.

La Cruz Roja, filial León, inició sus labores de búsqueda del cuerpo de Steven. También pescadores de la zona de Poneloya han apoyado para ver si logran rescatar el cuerpo de Steven. El cuerpo de Xiomara ha sido trasladado a la ciudad de León. Ambos jóvenes habitaban en el Barrio El Calvario de la ciudad metropolitana.

Playa cercana a Mirador de la Peña del Tigre es zona de altísimo peligro

Cabe recordar que la playa que queda adyacente al Mirador de la Peña del Tigre es una zona considerada como de altísimo peligro. Hay un rótulo que dice “olas gigantes” y que advierte a los bañistas que es de alto riesgo. Pero algunos consideran que debería clausurarse por completo la posiblidad de bañarse en esa playa.

Hace poco más de un mes, en ese mismo sector, pereció ahogado el joven Julio Ow Gutiérrez, quien era estudiante de la UNAN – León y originario de Bluefields. También la Cruz Roja, pescadores y familiares estuvieron varios días trabajando en la búsqueda de su cuerpo sin resultado. Al final la búsqueda fue cancelada.

Valga, sin embargo, la advertencia de que el sector de la Peña del Tigre es y seguirá siendo una zona de alto peligro para los bañistas. Si acude a Poneloya tiene otros lugares donde puede disfrutar del mar, siempre con precaución, pero con menor riesgo de ser arrastrado por las olas.