Política

Secuestran a Amaya Coppens, líder estudiantil

La líder estudiantil Amaya Coppens fue secuestrada la tarde de este lunes 10 de septiembre en León. Las páginas de los distintos movimientos estudiantiles de León hicieron eco de este suceso y confirman que la joven fue secuestrada en el sector del Barrio San Juan, de la ciudad metropolitana.

Líder estudiantil secuestrada en León
Líder estudiantil Amaya Coppens fue secuestrada la noche del lunes 10 de septiembre en León

También las mismas páginas de los movimientos estudiantiles confirman el secuestro del joven Sergio Midence Delgadillo. Ambos jóvenes eran parte de los líderes que organizaron protestas contra el Gobierno y contra las autoridades de la UNAN – León. Esto en reclamo de una verdadera autonomía universitaria, por el cese a la represión gubernamental y además por la libertad de los presos políticos.

Nota: Noticia en desarrollo

Según los primeros reportes que ha ofrecido Radio Darío, Coppens y Midence fueron secuestrados cuando estaban en una casa de la Iglesia La Recolección 250 metros al norte. Hasta allí unos 20 policías encapuchados se presentaron y procedieron a llevarse a ambos jóvenes con violencia incluida. Fueron trasladados a la casa departamental del FSLN en el Barrio San Felipe, aunque se presume que posteriormente fueron llevados al Chipote (información que aún no está confirmada).

Coppens es originaria de Estelí, y también tiene ciudadanía belga. Ella ha sido una de las voces más representativas de los estudiantes. Empezó a proyectarse como líder desde los primeros días de las protestas de Abril. Asumió su rol como organizadora desde el ataque a los ancianos que protestaban contra las reformas al INSS y que fueron atacados por turbas sandinistas y estudiantes del CUUN.

Posteriormente Amaya Coppens fue beligerante en las denuncias ante los organismos de Derechos Humanos nacionales como el CENIDH, ANPDH y CPDH. Así como sus interacciones con organismos internacionales que se encargaron de documentar la represión sufrida por estudiantes y población en general desde Abril del 2018 en Nicaragua.

Represión con balas y ahora con el sistema de justicia

Los primeros días de la represión fueron a punta de balas. Rápidamente el conteo de nicaragüenses asesinados ascendió a más de 300 en tres meses de protestas. Pero la estrategia del régimen Ortega – Murillo ha cambiado y buscan cómo encarcelar arbitrariamente a los líderes estudiantiles y ciudadanos que han encabezado las protestas.

Hace algunas semanas fueron detenidos en León siete estudiantes, líderes estudiantiles, que fueron posteriormente trasladados al Chipote. Luego fueron acusados de delitos como terrorismo, daños a la propiedad entre otro número de causas a conveniencia del régimen.

De momento no se tiene conocimiento del paradero de Amaya Coppens, pero si el guión previsto para estos casos se cumple, sería trasladada al Chipote y después acusada por “terrorismo”. Un guión previsible, pero inevitable, porque el régimen dictatorial de Daniel Ortega controla tanto el Ministerio Público como el Sistema de Justicia, ambos serviles a sus intereses.