Política

Diez estudiantes expulsados de la UNAN – León

Este jueves 20 de septiembre se conoció la expulsión de diez estudiantes de la UNAN – León. La causal de la expulsión utilizada por el Consejo Directivo de esa universidad fue el de causas graves, específicamente “lesionar la integridad psicológica de una estudiante”.

Sin embargo, los expulsados argumentan que la verdadera causa de su expulsión es por haberse asistido a protestas organizadas por el Movimiento 19 de Abril de esta ciudad. Cuatro de los estudiantes cursaban la carrera de Farmacia y otros diez estaban en la carrera de Ingeniería en Alimentos.

El Consejo Directivo de la UNAN – León, y en específico la rectora Flor Valle, han demostrado un sometimiento total a las estructuras partidarias del FSLN durante la crisis que inició en abril del 2018. Semanas atrás el grupo de líderes estudiantiles que estuvieron al frente de las protestas de abril a julio también había sido expulsado. Todo esto impulsado por los líderes sandinistas de León, a los que Valle obedece fielmente.

Ese mismo grupo de estudiantes expulsados en semanas anteriores ha sido víctima de asedio y algunos han sido secuestrados. Convirtiéndose así en presos políticos que hoy están en las cárceles, bajo el control de la Policía Sandinista y del Sistema de Justicia también controlado por el partido gobernante.

Estudiantes que lideraron protestas fueron secuestrados y están bajo control orteguista

Amaya Coppens, Sergio Midence, Nahiroby Olivas, Byron Corea Estrada, entre otros estudiantes leoneses, han sido víctimas de la corrupción generalizada de las instituciones como la UNAN – León, la Policía Nacional, el Ministerio Público y el Sistema de Justicia. Todos ellos al servicio de la pareja gobernante y todos con operadores políticos que _ por fanatismo o fidelidad _ buscan silenciar las voces de los que se han atrevido a denunciar la falta de Autonomía Universitaria, la represión estatal y la violación de derechos humanos por parte del Estado.