Parque Central (Parque Jerez): así fue concebido

En enero de 1610, el Capitán Pedro Munguía de Mendiola, “Alcalde Ordinario” de la Ciudad de León, auxiliado por Alonso Díaz de Mayorga y Diego de Villegas Carasa, tomó el “aguijón” procediendo a trazar la nueva ciudad con cordel y cuadrantes, ubicando la plaza de la cual saldrían ocho calles (dos por cada esquina) con una longitud de trescientos pasos por las cuatro direcciones. Las calles fueron trazadas a escuadras y de visuales rectas orientadas de oriente a poniente y de Norte a Sur.

Las Ordenanzas de Felipe II indicaban que la plaza mayor fuera el punto de partida de la ciudad y de ella salieran 12 calles, una desde el centro de cada lado y dos en cada esquina. Asimismo las cuatro esquinas de la plaza debían coincidir con los puntos cardinales. Sin embargo en León no sucedió así, ya que la orientación de la plaza se adaptó a nuestra latitud (15o Norte), pues los cuatros lados de la plaza, no sus esquinas, están orientados hacia el Norte, Sur, Este y Oeste: “de esta manera, los edificios que rodean las plazas se localizan en dirección Este-Oeste y la fachada que recibe mayor grado de asoleamiento –todo el año– corresponde a la occidental” (Baharona Portocarrero, Raúl, El Proceso de Urbanización de Sutiava, UNAN, Managua, 1972, Pag 17).

Partiendo de la Plaza Central como núcleo generador se conformaron 6 manzanas. En las cuatro manzanas adyacentes a los cuatro lados de la plaza se ubicaron los edificios que representaban el poder civil y eclesiástico: al Este la Iglesia Catedral, al Sur el Palacio Episcopal, al Norte el Cabildo y al Oeste la Casa del Gobernador o Casa Real.

La principal transformación de este espacio urbano, se produce en 1882 cuando se convierte en parque urbano con el nombre de “Parque Jerez”.

Después de esto, la mayor alteración que sufrió la antigua Plaza Mayor de León fue en 1953, durante la administración del alcalde Carlos Manuel Icaza, cuando el parque es reducido un tercio de su tamaño, formándose un estacionamiento frente a la Catedral, rompiendo con la trama urbana original y derribándose los árboles frutales. Por esta razón, en 1993 este espacio se revitaliza, recupera su tamaño original, su sentido de espacio abierto y de circulación peatonal, de sitio de recreación de los habitantes y entorno de la Catedral.

El Parque Central o antigua Plaza Mayor fue el centro de poder y expansión de la ciudad y, actualmente continua siendo el foco de mayor importancia en la ciudad. Desde su concepción ha estado rodeado de los principales edificios de la ciudad, constituidos en la actualidad por la Catedral, la Alcaldía Municipal y el Palacio de Comunicaciones (antiguo Palacio Departamental). Asimismo, se encuentra rodeado de importantes edificaciones con valor arquitectónico como son el Palacio Arzobispal, el Colegio Tridentino San Ramón, y la Capilla y el Colegio La Asunción.

De todos estos inmuebles destaca, por su monumentalidad, la Catedral.

En el centro del parque sobresale el monumento a Máximo Jerez, el cual está dándole la espalda a la Catedral, como símbolo de su liberalismo y laicismo, rodeado por una pileta y fuente; es el elemento predominante e histórico del parque. En segundo lugar se encuentra el kiosko, construido en 1993 a la manera del que existía en el Parque antes de la transformación de 1953. El parque está bien dotado de mobiliario urbano: bancas, papeleras, luminarias y elementos decorativos como son las esculturas de leones (elementos también históricos), además de árboles y zonas verdes. Hacia y desde este parque coinciden las más interesantes vistas panorámicas de la ciudad.

Tomado de Catálogo de Bienes e Inmuebles del Centro Histórico de León (2010) – Oficina Técnica de Gestión del Centro Histórico de León