Política

Siete estudiantes capturados: plantón frente a la Policía fue atacado por paramilitares

Siete estudiantes fueron detenidos después de una manifestación realizada hoy en León. Los detalles de su captura no son claros, pero algunos fueron apresados de forma violenta. Los siete estudiantes fueron llevados a la estación de policía principal de la ciudad de León.

Los jóvenes del Movimiento Universitario 19 de Abril que se conocen hasta el momento son: Byron Estrada, Luis Quiroz, Nahiroby Olivas y Juan Pablo Alvarado (este último reportado gracias a Radio Darío). Todos ellos estudiantes de la UNAN – León.

En horas de la noche familiares, compañeros y amigos de estos tres jóvenes universitarios organizaron un plantón frente a la Policía de León. Allí están exigiendo la liberación de estos manifestantes. El plantón lleva ya varias horas y la Policía ha estado tomando fotos a los que están en el plantón como forma de intimidación.

Tres jóvenes de Managua, de la Coordinadora Universitaria también fueron capturados. Los jóvenes de la Coordinadora son Levis Rugama, Yaritza Aguilera y Victoria Obando.

Las detenciones ilegales de estos jóvenes fueron realizadas después que participaran en la marcha “Vamos Ganando”. Una manifestación que salió de la Iglesia San Sebastián y que recorrió algunas calles de León.

Supuestamente los trasladaron al Chipote

A eso de las 9pm surgieron que informaciones que refieren que los siete detenidos fueron trasladados al Chipote. Aunque esa información no está confirmada. Sin embargo, la población que se reunió frente a la Policía se ha mostrado con intenciones de levantar tranques y volver a instalar una protesta más fuerte para demandar que se libere a estos prisioneros políticos.

De momento, los participantes del plantón se mantienen con llantas encendidas y gritando consignas para la liberación de los detenidos. Todo esto frente a los policías que están apostados en esa estación, resguardados tras el portón.

“Evidentemente nosotros vamos a apoyar al pueblo en su clamor. Y sí, ellos se están organizando para levantar barricadas de nuevo. Realmente estamos demasiado indignados por los atropellos cometidos por el régimen Ortega – Murillo. No vamos a descansar en seguir exigiendo justicia”, declaró Valeska Valle, quien se unió al plantón en esa ciudad universitaria.

Mediación de Padre Víctor Morales

Se conoció que el Padre Víctor Morales trató de mediar para liberación de los jóvenes detenidos arbitrariamente. Sin embargo, al Padre le informaron que los jóvenes ya habían sido trasladados al Chipote, en Managua.

La información también fue compartida por Monseñor Silvio Báez en twitter. Así mismo, Monseñor Báez se solidarizó con los jóvenes capturados y ofreció sus oraciones para su bienestar.

Otras voces se suman a exigir liberación

Vía facebook el Doctor Ernesto Medina Sandino, quien conició a uno de los detenidos personalmente, expresó lo siguiente:

Acabo de enterarme que entre los detenidos en León está Levis Rugama “El Canciller”, lo conocí hace poco, me invitó al acto de conmemoración del 23 de julio, organizado por él y otros estudiantes. Este muchacho es el estudiante que todo profesor quisiera tener. Su inteligencia y sencillez es la mejor muestra de que todo lo que dice el régimen en contra de los estudiantes que protestan es una soberana mentira. “El Canciller” es un estudiante ejemplar, su lugar está en la universidad y no en las mazmorras del régimen. Exijo su libertad y la de sus compañeros y compañeras detenidos injustamente en León.

Reportan ataques al plantón por paramilitares

A eso de las 10 pm se reportó un ataque al plantón que los pobladores realizaban frente a la Policía. Turbas fuertemente armadas dispararon contra los manifestantes que tuvieron que buscar resguardo. Se desconoce si hay personas heridas o capturadas.

El dispositivo de paramilitares fue organizado en la Casa Departamental del FSLN de la ciudad de León. Varias camionetas con paramilitares llegaron al plantón y lo dispersaron a punta de balazos.

También se conoció que las dirigentes del FSLN convocaron a sus simpatizantes para que hicieran presencia en varios puntos de la ciudad. Esto con el objetivo de amedrentar a los que habían manifestantes que estaban en el plantón y como una “demostración de fuerza” del gobierno.