Los Wassmer y su relación con León y Nicaragua

(Foto. Lucila Wassmer Montalvan y su abuelo Leopoldo Wassmer Wagner)

Publicado en facebook por el historiador nicaragüense (de origen alemán) Eddy Kühl.

La tercera pandemia a nivel mundial de cólera morbus fue de 1852 a 1859 y afectó a Nicaragua.

THEODOR WASSMER

En 1854, el médico inmigrante alemán Teodoro Wassmer, quien vivía en León, acudió a atender a los enfermos de cólera en el Hospital San Juan de Dios en Granada.

En 1856, se desata otro brote, provocado por el incendio de la ciudad de Granada por el General Charles Frederick Genningsen, a las órdenes de William Walker.

Tumba y placa de agradecimiento a Teodoro Wassmer en León, Cementerio Guadalupe

El Dr. Theodore Wassmer acude de nuevo a prestar servicios médicos, ahora al pueblo granadino, aunque reside en León.

Fue por años galeno del Obispo de León Jorge de Viteri y Ungo, salvadoreño, conservador, quien murió supuestamente envenenado en León en 1853.

El Dr. Wassmer, además del Obispo y gente importante, atendía al pueblo humilde de León, como médico y boticario.

En una ocasión tuvo que acompañar al obispo a un viaje, y solicitó al doctor Karl Berendt, médico alemán, descubridor del manuscrito de El Güegüense, quien residía en Masaya, que lo sustituyera en su servicio en León.

El Dr. Teodoro Wassmer se casó en León, pero no tuvo descendencia. Vivía frente a la iglesia La Merced.

De 1863 a 1879 se produce una cuarta pandemia mundial de cólera morbus. Desde Nuevo Orleáns llegó la peste a Nicaragua en 1868.

Nuevamente el doctor Teodoro Wassmer se ocupó de la población afectada, esta vez en de nuevo en León.

Cuando en 1885 ya había pasado la cuarta pandemia mundial, un nuevo brote de cólera morbus asoló la ciudad de León. El doctor Wassmer cuidó al pueblo apestado. Pero esta vez, se contagió contrayendo la enfermedad, sucumbiendo a la edad de 53 años.

Su muerte acaeció el 26 de agosto de 1885. La ciudad de León le dedicó un monumento que representa el sacrificio de su vida en la plenitud de su existencia. Es una clásica columna truncada que se encuentra en su sepulcro del Cementerio de Guadalupe en León, con la siguiente inscripción: “Doctor, un pueblo agradecido te consagra este recuerdo”.
Teodoro nació en 1832 en Grunern, Baden-Wurttenberg, Alemania.
Su padre fue Franz Josef Wassmer y su madre Sabina Wagner.

LEOPOLDO WASSMER WAGNER

A las minas de oro de Matagalpa, llego de Alemania por 1854 un señor Leopoldo Wassmer., Leopoldo habia nacido en Alemania en 1831, es el tatarabuelo de nuestra amiga Lucila Argüello.

Leopoldo fue casado en León con Elena Jerez Quiñones y sus hijos fueron: José Francisco (bisabuelo de Lucila), Leopoldo Federico, Guillermo, Eufemia y Elena Wassmer Jerez.

El Dr. Teodoro Wassmer había venido de Alemania acompañando a su hermano mayor Leopoldo Wassmer Wagner. El motivo del viaje de Leopoldo era que había recibido una oferta en los Estados Unidos.
En 1874 pidió que se le restituyera su nacionalidad alemana pero no tuvo ningún éxito.

A NICARAGUA

Leopodo y Teodoro usaron la ruta rápida a través de Nicaragua, para cruzar al Océano Pacífico, y dirigirse a California que estaba en el apogeo de la Fiebre del Oro.

Como otros europeos, en el trayecto a través del istmo quedaron enamorados del paraíso tropical de Nicaragua.( Charles Manning, Balhke, Manuel Gross, Dubón, Deshon, Dr. Franz Seidel, etc). Ellos se establecieron en León.

Leopoldo Wassmer se dedicó a la agricultura. En Sébaco tenía una casa y cerca de San Ramon una hacienda de café.

Algunos de sus descendientes aún viven en León. Una hija de Leopoldo Wassmer Wagner, Eufemia, fue la madre del General Carlos Castro Wassmer.Otro hijo, el doctor José Francisco Wassmer Jerez (bisabuelo de Lucila Arguello) fue Prefecto de Masaya en 1893.

En 1894 estaba previsto el doctor Francisco Wassmer como Ministro de Fomento. Se le menciona en la guía general de Nicaragua en 1906. Era médico y boticario como su hermano.

De pie, de izq. a derecha:
Graciela Wassmer de Cantón, Corina Wassmer de Haser,
Matilde Wassmer de Flores,
Abajo iqz. a derecha:
Sofía Wassmer
de Gallo, Mélida Wassmer de Borrel y Lucila Wassmer de Argüello

Leopoldo Federico, hijo, fue casado con Delfina Montalbán Jerez y tuvieron seis hijas Sofía, Mélida, Lucila (abuela de Lucila), Graciela, Matilde y Corina, y dos hijos, Teodoro y Ricardo.

Y su hija nacida en Masaya, Lucila Wassmer Montalbán Jerez, casada en León con Arístides Argüello Barreto, descendiente del prócer del liberalismo Máximo Jerez.