Paramilitares siguen amenazando a periodistas independientes

El periodismo independiente sigue bajo constante asedio en León. Esta semana se conoció que paramilitares han asediado e intimidado a un reportero gráfico leonés, de nombre Norwin Mojica. El joven se ha dedicado a capturar con su cámara imágenes en el contexto de las protestas que iniciaron con la crisis sociopolítica a partir de abril del 2018.

Su lente ha grabado la realidad de lo que ha sucedido en León. Y es simplemente por ejercer su trabajo que paramilitares le dieron persecusión, lo intimidaron y encañonaron con un arma.

«El pasado domingo, a eso de las 10 de la noche iba a comprar cena a una fritanga y pasé por la policía de Sutiaba y me encontré a 17 paramilitares en motocicletas quienes me dieron persecución, encañonándome en el barrio El Laborío; uno de ellos sacó una pistola para detenerme enseñándome una placa de la policía, yo le dije que esa placa no tenía el número de chip, y que no era real», declaró Norwin a Radio Darío.

La intimidación no solamente iba dirigida a él, sino también a Eddy López Hernández, otro reportero gráfico que trabaja en la ciudad de León para LA PRENSA y otros medios locales.

«Vos y Eddy López, tienen una cuenta pendiente con nosotros, y a Eddy López lo estamos esperando», fue lo que los paramilitares le dijeron a Mojica cuando lo interceptaron y lo amedrentaron, con lujo de violencia y con sus armas.

El caso del asedio a los periodistas independientes en León no es nuevo. Cabe recordar que Radio Darío fue incendiada justo cuando se produjo el estallido social en abril del 2018. Posteriormente fue Radio Mi Voz la que fue prácticamente silenciada cuando primero intimidaron y luego reprimieron a su cuerpo de periodistas, especialmente a Álvaro Montalván. Recientemente el periodista y promotor social Jairo Sánchez Páiz fue detenido e investigado por «golpista», un término que se le adjudica a todo aquel que no comparte la filosofía de represión, exilio o muerte del gobierno sandinista.

La dirección del FSLN en conjunto con el Comisionado Fidel Domínguez son los encargados de toda esta estrategia de represión y silenciamiento de la prensa independiente en la ciudad de León.